Acero en la Joyería

Acero en la Joyería

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog / joyería

En la joyería es muy común utilizar el acero, un material inoxidable e inalterable, cuya característica principal es que es resistente y duradero.

Tiene un aspecto y un brillo similar al de la plata, sin embargo, al contrario que ésta, no se corroe y es más difícil que se raye o se deteriore.

Para que el acero sea considerado “inoxidable” es necesario que contenga como mínimo un 12% de cromo, ya que este elemento crea una capa superficial invisible, la cual evita que el oxígeno oxide su superficie.

Te puede interesar leer: datos curiosos de las joyas

El acero se considera anti alergénico, debido a que el níquel en las piezas de acero se encuentra muy unido al acero, evitando su descomposición. Esta estructura implica que las personas con alergias a los metales no presentarán problemas al usar piezas de este material.

Las joyas creadas en acero tienen muchísimas ventajas.

Una de ellas es que, aunque escojamos una pieza en una tonalidad oro u oro rosa, podemos estar seguros de que su coloración será muy duradera, gracias a que la técnica utilizada con el acero es diferente a un chapado o baño en oro.

Asimismo, es una gran opción de joyería, tanto para hombre como para mujeres, gracias a que se pueden crear diversas formas y estilos con el acero inoxidable.

Otra gran ventaja de este material es que es más asequible que la plata y, además, es resistente a la corrosión, a las ralladuras y es muy duradero.

En la actualidad, existen muchas formas de trabajar el acero, en la joyería se utiliza para la fabricación de piezas como anillos, tachas, pulseras, brazaletes, collares, aros, dijes, cadenas, colgantes, aretes en diferentes colores, formas y acabados. Son muy conocidas las pulseras magnéticas de acero inoxidable, ya que se les atribuyen beneficios para la salud.

Existen joyas de acero inoxidable con incrustaciones de oro, las cuales son muy populares entre las mujeres.

En cambio, para los hombres se encuentran las piezas con acabados negros y de alto brillo.

Existen también diseños con acabados texturizados y piezas en relieve, que tienen algunos símbolos contemporáneos y emblemáticos, los cuales son muy populares, así como las piezas de joyería de acero inoxidable con pedazos de cristales incrustados o piedras de bisutería.

Por otro lado, es uno de los materiales de joyería más fáciles de limpiar. Solo debe sumergir la pieza en un tazón con vinagre destilado por 15 minutos y posteriormente cubriéndolas con agua.

También se pueden limpiar con agua tibia, frotándolas con un paño suave y jabón, siempre frotando en la dirección del pulido de la joya para evitar rayones; otra manera efectiva de mantenerlas limpias es utilizando pasta dentífrica y un cepillo suave.

Sea cual sea el gusto personal de cada quien, las piezas de acero siempre son un obsequio bien recibido ya que tiene más ventajas que desventajas, y terminará por llenar su colección de joyas con piezas de este material, debido a su gran variedad de formas, estilos y colores para escoger,  además de ser bastante asequibles.